Feliz día mis amigas y hermanitas!

En estos días se habla mucho sobre el día de la mujer y sobre la igualdad.
Te invito a tomarte unos minutos para agradecer, la gratitud nos lleva a ver más allá y a atraer todo lo bueno.

Cada mujer que se sana a sí misma contribuye a sanar a todas las mujeres que la precedieron y a todas aquellas que vendrán después de ella.
Gracias a todas las personas que con su amor hicieron posible que vivamos en este tiempo privilegiado para todos y todas.
Tenemos la oportunidad de autoconocernos, ser quienes realmente somos, la información está, y más depende de nuestra propia búsqueda, de superar nuestras propias limitaciones internas.

Comparto esta bendición que me encantó:

Con infinita gratitud,
yo honro mi linaje de mujer,
a mi madre, mis abuelas, mis ancestras…
Libero todo dolor
acumulado en el útero
de las mujeres de mi sangre
para que sea transformado en Sabiduría Infinita.
Y así es….
DE LA PAGINA SOL KIN