Una Navidad de Luz y Amor

Existe una gran energía en estos días, si notas en las calles hay una vibración muy alta y se siente tanta alegría, tanto amor.

Nos preparamos para saludar a la familia, a los amigos.. juntarnos, el amor… la energía del amor crece y crece. Se siente y se multiplica el amor, el bienestar en el alma. ¿Porqué no mantenerlo todo el año?

La Navidad es el momento en que se expande la luz con el nacimiento de Jesús. Visto por otro lado también coincide con el Solsticio de verano en el Hemisferio Sur, aportando a esta energía del amor que crece… lo que contrasta con los hechos políticos de estos días.

Es un reto el dejarse llevar por la energía del amor de estos días y vivirlo en familia.

 

 

¿Cómo aporto en estas fechas a mi país, a mi familia, a mi comunidad?

Estamos como en dos corrientes de energía que contrastan, una que nos lleva al enojo con los acontecimientos políticos. Pero hay otra que con la navidad nos llena de amor y alegría. ¿Cuál eliges hoy?

Es el momento de buscar más formas de hacer luz, de amar. En estos días, la vida nos ofrece muchas oportunidades para dar alegría, para dar amor, en esta navidad: Dar un saludo en estas fechas,  unas palabras de aliento, un gesto, una llamada telefónica al que está solo, a nuestros amigos, a nuestra familia.  Aprovechemos estas fechas para unirnos más, meditar y orar más en familia. O simplemente salir por la calle repartiendo sonrisas.

¿Qué son los regalos en Navidad?

El verdadero significado es la intención, el amor con el que das un regalo. Allí queda en segundo plano el objeto en sí, su valor económico o la marca que tenga. Es como los niños, que al recibir un regalo, se enciende una luz en ellos, la luz del amor, y si ves no les importa el regalo, incluso a veces dejan de lado un regalo costoso por una piedrita o algo sencillo.

Orar o Meditación en familia

Mientras más difícil la situación, más luz enviemos. Podemos comenzar meditando en familia, allí se potencia aún más la intención, poner en el centro cualquier problema o contrariedad y enviar amor. Meditar u orar en familia, los une más y además es muy sanador para cada uno de sus miembros. Si estás lejos físicamente de tu familia de sangre, recuerda que también la familia de luz, esos amigos o compañeros con los que vas sintonizando mientras vas avanzando en la vida.

Tengamos el valor de interiorizar.

  • Autoobservación: Observa que todo los demás son parte nuestra, responden a tu sentir.
  • Autoescucha: Todas las respuestas a nuestras inquietudes están en nuestro interior.
  • Agradecer: Conectarte con la belleza de la naturaleza te ayuda a confiar en la abundancia que viene de Dios, que viene de tu interior. Enfócate en el agradecimiento y deja de enfocarte en las quejas por lo que te “falta”, eres un ser completo.
  • Conéctate con la fuente: Si estamos conectados con la divinidad -que es de donde venimos- y en sintonía con la energía del amor, todo fluye en nuestras vidas.

Feliz Navidad!!!. Gracias por acompañarnos a lo largo de este tiempo. Cada uno de ustedes es un regalo para nosotros. Que la luz del amor de Dios que viene a la tierra, ilumine a cada de uno de ustedes, a sus familias, proyectos y sus seres queridos.

Bendiciones multiplicadas de corazón,

Tus amigos de Kusisami Sanación Interior

********Este texto es parte de la entrevista a Patricia Valdiviezo  en el Programa “Un Espacio para Sanar” desde Radio Quillabamba. Si deseas escuchar la entrevista completa, ingresa a Una Navidad de Luz y Amor