Recordando al Doctor Dr. Ryke Geerd Hamer,  a un año de su partida, continuamos recordando algunos de sus consejos.

El legado que nos dejó y  como logró demostrar científicamente las leyes biológicas en las que se basa la Nueva Medicina Germánica,  gracias a su capacidad de observación de como la especie humana ha funcionado desde el principio de los tiempos siendo la “enfermedad” una mera llamada de atención y una solución a un conflicto, gracias a su propia experiencia de vida y verificando con miles de casos que ya trataba como oncólogo.

«A través de los milenios, la humanidad siempre ha estado al tanto, en grado más o menos consciente, de que todas las enfermedades en último grado tienen origen psíquico, y esto se convirtió en un patrimonio científico anclado firmemente en el legado del conocimiento universal, es meramente la medicina moderna que ha convertido a nuestro ser animado en mera bolsa llenas de fórmulas químicas.»

 

Continuando con la segunda parte de los tips para sanarse basados en los consejos del Dr. Hamer:

7.- PRIVILEGIAR EL REPOSO NOCTURNO

Todos sus ritmos biológicos básicos del ser humano están programados sobre la base del ritmo solar, somos diurnos.

Usualmente, por la noche para el enfermo es el momento de mayor reparación y de mayor dolor, y en algunos casos con la angustia inconsciente de no saber si se “despertará o morirá”, esto hace bastante difícil mantener esos ritmos.

Hay que desdramatizar esta etapa, en etapa de recuperación y al no hacer demasiado esfuerzo físico durante el día, no se está lo suficientemente cansados para dormir bien de noche.

No dudar si se tuviera que modificar el horario de sueño. Lo ideal tendría que privilegiarse el reposo nocturno en la medida de lo posible pero, si eso no es fácil, es posible quedarse despierto hasta las dos ó tres de la mañana, mirando documentales, tomando uno que otro café (el café también reduce el edema cerebral).

De ese modo, el consultante no pueden dormir entonces aguantan hasta donde puedan: cuando pasan el período habitual de gran vagotonía, y después de haberse dado el gusto de trasnochar leyendo, escribiendo, entreteniéndose sanamente, positivamente, sin estrés…allí poder dormirse y levantan al mediodía. Luego a medida que mejoran, vuelven poco a poco a su horario normal.

 

8.- COMER SANAMENTE Y LIVIANO

Ensaladas, frutas, ya sean crudas o cocinadas a la parrilla o al vapor, para que sea fácilmente asimilable. En esta etapa, es mejor evitar comer mucho ya que digerir le consumirá muchas calorías y es mejor guardar sus energías lo más posible para la curación.

 

9.- SANARSE NORMALMENTE SI APARECE EL DOLOR

Puede tomar remedios alopáticos y homeopáticos como es de costumbre, eso no pondrá la curación en peligro.

 

10.- ESPERAR PACIENTEMENTE LA VERDADERA MEJORÍA

Si uno no se deja asustar por los pequeños o grandes síntomas de la reparación y espera tomando el mejor reposo posible, la mejoría va a llegar. Si se pasó el punto culminante de la fase de reparación o vagotonía, la persona tendrá tantos edemas que pueden presentarse algunas manifestaciones como fiebre, dolores, vértigos, si los edemas están en el tronco cerebral, malestares.

Esto No debe asustar a la persona, ya que no se trata de cosas graves, sino de esfuerzos de reparación del cuerpo que son normales en esta etapa. Hay que esperar pacientemente sin poner en marcha la idea de estar asustado sino no hay cura.

Es el principio de la persona que tiene edemas en sus fibras y que con ello se agrava durante un tiempo su dificultad motriz en una esclerosis múltiple, por ejemplo. Debido a nuestra cultura, basada en la apariencia de las enfermedades, esto nos lleva a tener pánico, ir al hospital urgente, perfusión de corticoides en grandes cantidades, lo que cambia a la persona porque bombea todos los edemas y deja de doler…pero esto no significa curación, y más bien podría interrumpir el proceso de reparación y el proceso podría re-comenzar quizás con más violencia.

 

11.- JAMÁS PERMANECER MUCHO AL SOL O CON LA CABEZA CERCA DE UNA FUENTE DE CALOR

El calor multiplica por cuatro el tamaño del edema cerebral. En ese momento, se ejerce una enorme presión y se corre el riesgo de una crisis de epilepsia fuerte. En general, se recomienda en etapa de reparación de evitar exponerse al Sol durante mucho tiempo, en un periodo de un año, incluso en el mar.

Puedes estar bajo la sombrilla, bañarse pero hasta ahí nomás. Si la cabeza está cerca de una fuente de calor, lo mismo, conviene poner hielo sobre la cabeza.

 

El Dr. Hamer menciona un caso típico: el hombre de negocios que tiene serios inconvenientes porque su empresa está muy mal en diciembre. En enero, su esposa e hijos se van de vacaciones al mar por un mes. El 15 de enero, el hombre soluciona su problema y salva su empresa. Va a reunirse con su familia a la playa y se pone a tomar Sol: lo que él no sabe todavía es que acaba de salir de un conflicto psicológico de pérdida de territorio. Por supuesto, como ninguno de nosotros de hecho, no hace la relación entre el dolor de cabeza, su conflicto y el sol que le está agigantando los edemas. Tiene su crisis en la playa misma y sale de allí en ambulancia.

 

12.- SI EL PROBLEMA ES MUY IMPORTANTE, HELAR LAS PARTES DOLOROSAS Y LA CABEZA

Si duele un órgano, por ejemplo el hígado, hay que poner hielo sobre el hígado y también en el lugar del control neuronal del hígado en la cabeza, es decir sobre el tronco cerebral, debajo de la nuca, en la parte superior del cuello. Si el frío no calma el dolor en el órgano, entonces hay que poner calor sobre el órgano, pero sobre la cabeza siempre frío, sin excepción.

Se recomienda poner bolsas de hielo y tener siempre cuatro a mano: dos en el congelador, dos sobre la persona, para poder cambiarlos a cada hora.

Si es muy violento, poner hielo en ambos lugares y hacerse un baño de pies caliente, la diferencia de temperatura hará que el líquido circule de manera mecánica y ayudará a reducir un poco el edema.

 

13.- NUNCA CALMAR DEMASIADO LOS SÍNTOMAS

Se pueden tomar analgésicos o anti-inflamatorios para hacer soportables los síntomas, sin embargo recordemos que los síntomas se detendrán por sí solos cuando la central de comandos lo decida. Mientras haya síntoma, es que es necesario que esté para terminar el proceso, es sumamente importante.

Por ejemplo, si una persona se clava un vidrio en el pie, este dolerá y estará sensible mientras cicatrice, pero justamente la función del dolor es cuidar la herida, sino estaría talvez se seguiría caminando sin cuidar la herida.

No hay que olvidar nunca que el cerebro no se equivoca jamás. Si hay dolor es porque el cerebro envía la señal de ‘A reposar’. Hay que respetar esa inteligencia innata que nos ha permitido sobrevivir desde hace tantos millones de años.

 

 

Patricia Valdiviezo Magallanes

Consultas en Biodescodificación, Psicogeneología y Terapia Bioenergética.

www.kusisami.com

 

Bibliografía:

Las 5 leyes biológicas del Dr. Hammer

Artículos varios