La enfermedad desde la Descodificación Biológica, no es más que la respuesta del cerebro ante alguna situación conflictiva, para nuestra adaptación y supervivencia. Según la Primera ley Biológica se origina en un DHS(Dirk Hamer Syndrom), es decir cuando se vive  un impacto o shock biológico, muy dramática para la persona, se da de manera inesperada, que en ese momento no tiene solución y que es vivido en soledad.

Muchas veces tenemos miedo cuando nos hablan de enfermedades, y ciertamente en nuestro entorno hay alguien que la tiene o nosotros mismos desde un pequeño síntoma.
Es importante conocer cómo funciona nuestra biología, tomar conciencia que los síntomas son señales del cuerpo, es un lenguaje de nuestro insconsciente que sale a la luz para darnos cuenta de algo más.

En la medida en que nos hagamos consciente de cuál es la raíz que lo origina, seremos capaces de revertir la situación o por lo menos aliviarla. Independientemente del tratamiento médico que se pueda estar realizando, pregúntate, investiga ¿Qué pasó antes de que se iniciara esta situación?
Tengamos en claro que así como la enfermedad se programa en un instante, somos capaces de desprogramarla en un instante nosotros mismos. El mismo origen de la enfermedad puede darnos la solución de la misma.

¿Qué enferma primero, el cuerpo o el alma?
El alma no puede enfermar, porque es lo que hay perfecto en ti, el alma evoluciona, aprende.

En realidad, buena parte de las enfermedades son todo lo contrario: son la resistencia del cuerpo emocional y mental al alma.

Cuando nuestra personalidad se resiste al designio del alma es cuando enfermamos.
Las enfermedades muchas veces proceden de emociones no procesadas, no expresadas, reprimidas.

Entonces la enfermedad es un maestro, una oportunidad para organizar una armonía superior en nuestra propia vida, a nivel físico, emocional, mental y espiritual.

 

Próximamente en Octubre: Taller de Descodificación Biológica y Desprogramación Neuronal

Regresar al menú principal